Mitos y realidades


Mito 1

Los ladrones se meten atrás del coche mientras usted entra.

Realidad

Bajarse de su coche lo expone a más peligros. Usted tarda al menos 2 minutos en llevar a cabo la operación, el mayor riesgo lo corre cuando se baja de su coche para cerrar la puerta. Con una puerta automática, Usted tarda 20 segundos aproximadamente y no se baja de su auto.


Mito 2

Necesito una puerta especial para que pueda ser automática.

Realidad

El 99% de las puertas no requieren ninguna adaptación especial para ser automática.

Mito 3

Es fácil que otros controles abran mi puerta automática.

Realidad

El control remoto que les hace entrega nuestra empresa la puerta automática  opera con señales de radio. Cuenta con un sistema de  código rolante cuya combinación cambia cada vez que se acciona el operador. Cuenta con 1000 millones de dejitos. Nunca su código es el mismo.


Mito 4

Las puertas automáticas pueden ser forzadas.

Realidad

Los brazos del sistema son una protección adicional a sus puertas para que no puedan ser forzadas. En  20 años de experiencia, no hemos conocido un caso así.